Alban Berg – Concierto de violín, 1. Andante. Allegretto (análisis)

El Concierto para violín de Alban Berg «A la memoria de un ángel», fue compuesto en 1935 en homenaje a Manon Gropius, hija del arquitecto Walter Gropius y de Alma Mahler –viuda del compositor Gustav Mahler– a los 18 años víctima de la polio. El concierto emplea la técnica dodecafónica –que Alban Berg desarrolló a partir de las enseñanzas de su profesor Arnold Schönberg– haciendo uso de ella de una forma absolutamente personal. Las reminiscencias tonales y de la estética del Romanticismo de fin de siglo han convertido esta obra en un clásico de la música de concierto, así como una de las partituras dodecafónicas más interpretadas.

Este análisis y guía de audición del primer movimiento de esta obra se suma a la serie de artículos dedicados a la técnica dodecafónica, y los análisis de Un superviviente de Varsovia de Schönberg y el Concierto para nueve instrumentos de Anton Webern.

El Concierto para violín de Berg nació gracias al encargo del violinista estadounidense de origen ucraniano Louis Krasner. Berg rechazó inicialmente la idea de componer un concierto, argumentando que él no podía ofrecer una obra de mera exhibición, pero Krasner inisitió, con la convicción de que Berg podía componer –en un momento en que el nazismo silenciaba la música de vanguardia en general y a los discípulos de Schönberg en particular– una obra dodecafónica que entroncase con la tradición romántica de los grandes conciertos de Beethoven y Brahms.

Alban Berg y su maestro Arnold Schönberg.

El compositor accedió, pero murió de forma inesperada en la navidad de 1935 y el concierto se convirtió así en su última obra terminada (quedó incompleta la ópera Lulu). El estreno se realizó en el XIV Festival de la Sociedad Internacional de Música Contemporánea, celebrado en el Palau de la Música Catalana de Barcelona el 19 de abril de 1936, apenas tres meses antes del estallido de la Guerra Civil española (la entrada de Wikipedia de esta obra ofrece numerosos detalles sobre las circunstancias de composición del concierto).

Características musicales del Concierto para violín

El Concierto para violín de Alban Berg utiliza una serie dodecafónica con fuertes resonancias tonales, gracias a su construcción mediante encadenamiento de tríadas y un segmento final de cuatro notas ascendentes por tonos enteros.

Serie dodecafónica principal (P0) del Concierto para violín de Alban Berg.

Aquí la matriz dodecafónica resultante (véase INTRODUCCIÓN AL DODECAFONISMO).

Matriz dodecafónica del Concierto de violín de Alban Berg.

Aparte de las cualidades «tonales» intrínsecas de la serie dodecafónica, Berg integra varias citas de obras tonales en diversos momentos de la obra: una canción popular carintia y una armonización de Bach de un coral luterano. Estas citas constituyen elementos clave en la confección de un «programa oculto» que iría más allá de la dedicatoria a Manon Gropius. Así, los estudiosos han relacionado estas interpolaciones y otros aspectos particulares de la obra con diversos aspectos de su vida privada; en concreto con su amante Hanna Fuchs-Robettin y con su hija ilegítima Albine Wittula (Berg Schleuch).

El concierto se estructura en dos movimientos, cada uno de ellos dividido en dos secciones. En esta entrada analizaremos el primero de ellos:

  1. Andante. Allegretto.
  2. Allegro. Adagio.

1. Andante

El primer movimiento de este concierto consta de dos secciones –Andante y Allegretto– que se suceden sin solución de continuidad. El Andante, escrito en compás de 2/4, cuenta con una Introducción de diez compases en compás de 4/4 (cc. 1-10) y termina con dos compases en 3/8 (cc. 102-103) que sirven de transición al Allegretto.

El Andante, de carácter eminentemente elegíaco, tiene una estructura en forma lied A B A’, con una sección principal más lírica y una sección central más agitada.

Introducción (cc. 1-10) | A (cc. 11-46) | B (cc. 47-83) | A’ (cc. 84-103)

Introducción

La Introducción del concierto cuenta con una delicada instrumentación con protagonismo del arpa y los clarinetes. Se abre con un motivo arpegiado sobre las cuatro cuerdas al aire del violín (Sol, Re, La, Mi) que funcionará como «semilla» de la serie dodecafónica de la obra. Esto es así porque las cuerdas al aire del violín constituyen los cuatro primeros sonidos pares de la serie original P0 (contando como tal el 0), a los que se sumarán los cuatro primeros sonidos impares en la segunda aparición del motivo. Durante estos primeros compases, la orquesta dialoga con el violín utilizando estos mismos motivos, pero partiendo de la serie P3, es decir, la serie original traspuesta tres semitonos más alta. Orquesta y violín siguen desarrollando este diálogo en un crescendo expresivo hasta conducir a la Sección A.

Series P0 y P3, utilizadas al inicio del Concierto para violín de Alban Berg.
Reducción para piano de los cc. 1-4 del concierto. Orquesta y violín despliegan los ocho primeros sonidos de las series P3 y P0, respectivamente.

1. Andante (c.1)

Sección A

La sección A se inicia con un inequívoco color tonal de Sol menor. Los sonidos de la serie P0 son dispuestos en forma vertical a la manera de un acompañamiento tonal que transita por las armonías de Sol menor (I), Re mayor (V), La menor (II) y Mi mayor (V/II). La línea resultante del bajo –Sol, Fa#, Mi, Sol#, los sonidos [0 3 6 7] de la serie P0– será utilizada más adelante como motivo melódico independiente.

Inicio de la Sección A. La orquesta realiza una textura de acompañamiento evocadora de la tonalidad de Sol menor utilizando la serie P0.

A continuación, el violín introduce por primera vez la serie original completa P0 (00:14) y, después, la serie invertida I0 (00:38), que constituirán los materiales que van a ser desarrollados a lo largo de esta sección, en la que también escucharemos en el violín el motivo de la línea de bajo [0 3 6 7] (00:58).

Exposición de la serie original (P0) por el violín durante la Sección A del Andante.
Exposición de la serie invertida (I0) por el violín durante la Sección A del Andante.

1. A tempo (c.11)

Sección B

La sección contrastante utiliza un motivo agitado construido sobre los sonidos [3 – 11] de las series invertida y original, encadenados entre sí por medio del sonido 11 de la serie I11 (La bemol/Sol sostenido), que coincide con el sonido 2 de la serie P6.

Más adelante, estos motivos aparecen en aumentación (en corcheas, en vez de en semicorcheas) en la trompa (00:31) y la trompeta (00:44) hasta alcanzar un clímax que comenzará a remitir a partir de (0:57), momento en el que el violín conduce plácidamente a la recapitulación de A.

Series I11 y P6 utilizadas en la primera exposición del motivo principal de la sección B del Andante.
Motivo principal de la sección B del Andante del Concierto de violín de Alban Berg.

1. Un poco più animato (c.47)

Sección A’

La sección A’ se abre con una recapitulación de los primeros compases de la Sección A, con el acompañamiento tonal en Sol menor en la orquesta pero con la línea de bajo [0 3 6 7] ahora en el violín solista, un motivo que será desarrollado hasta la reintroducción del motivo arpegiado de la Introducción (00:22) que desembocará en una sonoridad de Re menor/mayor (debido a la fluctuación Fa-Fa# del violín solista) antes de enlazar con el Allegretto.

1. Tempo I (c.84)

Allegretto (6/8, 3/8)

El cambio de compás a 6/8 señala el inicio del Allegretto. Las indicaciones en la partitura «wienerisch» (vienés) y «wie ein Walzer» (como un vals) apuntan al carácter de danza del tema principal de este movimiento, mientras las de «Trio I» y «Trio II» apuntan a una estructura global de scherzo (aunque más lento de lo habitual) con forma de rondó A B C B’ A’. El compás cambia a 3/8 durante la recapitulación del tema principal. El movimiento se completa con una «Pastoral» que utiliza una melodía folclórica en Sol bemol mayor, y una Coda con carácter de stretta (cierre típico de los movimientos de concierto a mayor velocidad).

Vals | Trío I (enérgico) | Trío II (misterioso) | Trío I (recap.) | Vals (recap.) | Pastoral | Coda

El tema principal del Allegretto, con reminiscencias de Re menor, está basado en un motivo con ritmo de puntillo expuesto por primera vez por los clarinetes y recogido después por el violín. La indicación «wienerisch» subraya la entrada de motivo vienés en los violines (0:18), que reaparecerá más adelante en la flauta y el oboe (1:16). La reaparición del tema principal (1:33) da pie a la transición con el Trio I.

Series P7 e I2, utilizadas al inicio del Allegretto del Concierto de violín de Alban Berg.
Tema principal del Allegretto en la orquesta y en el violín

2. Allegretto (c.104)

El primer trío, de carácter impetuoso («un poco energico») introduce un nuevo motivo rítmico que percute dos acordes de tríada a distancia de tercera, correspondientes a los sonidos [0 1 2] y [6 7 8] de las series correspondientes, mientras los sonidos restantes de la serie realizan una figuración de tresillos de semicorchea. Este motivo es desarrollado después por el violín (0:12).

Empleo de las series P3 e I6 en el inicio del Trio I del Allegretto del Concierto de violín de Alban Berg. El Re que en laza con el Re bemol y el Si que enlaza con el La # son apoyaturas no incluidas en las respectivas series.

2. Subito un poco energico (Quasi Trio I, c. 137)

El segundo trío tiene un carácter más lento y misterioso. El predominio de las texturas polifónicas (generalmente a cuatro voces) en la orquesta y el empleo de motivos con intervalos de semitono apunta a una manipulación más libre y alambicada de las series.

Comienzo del Trío II del Allegretto del Concierto de violín de Alban Berg.

2. Meno mosso (Trio II, c. 155)

La recapitulación del primer trío se realiza de forma abreviada. El violín toma desde el principio el motivo de tresillos de semicorchea y desarrolla a partir de él un pasaje virtuosístico.

Recapitulación del primer trio en el Allegretto del Concierto para violín de Alban Berg.

2. Di nuovo un poco energico (Trio I, c. 167)

La recapitulación del tema principal se inicia de nuevo con la serie P7 mientras el violín despliega una escala descendente de tonos enteros. Enseguida la orquesta recupera el ritmo de vals (0:20) dando pie al solista a recuperar y desarrollar los motivos de danza asociados a este tema. Poco antes del final de esta sección, la trompa inicia la melodía folclórica carintia en Sol bemol mayor (1:12) que continuará el violín en la Pastoral.

Recapitulación del tema principal del Allegretto del Concierto de violín de Alban Berg.

2. Quasi Tempo I (c. 173)

El violín entona la melodía folclórica carintia que escucharemos de nuevo en el Adagio final de este concierto. Esta melodía, que escuchamos aquí en Sol bemol mayor, es uno de los dos materiales tonales (el otro es la armonización de Bach del coral «Es ist genug» de la cantata O Ewigkeit, du Donnerwort BWV 60) que Berg interpola en este concierto. La melodía da paso a un pasaje virtuosístico con marcado carácter rítmico (0:32) que conduce a la Coda.

El violín interpreta la melodía folclórica carintia al inicio de la Pastoral del Concierto de violín de Alban Berg.

2. Pastorale (c. 218)

La Coda comienza con un motivo rítmico en los metales antes de remitir en un plácido final sobre el acorde conclusivo de Sol menor con séptima mayor que resulta de la superposición de los cuatro primeros sonidos de la serie P0.

2. A tempo, ma quasi Stretta (c. 240)

3 comentarios en “Alban Berg – Concierto de violín, 1. Andante. Allegretto (análisis)

Me gustaría conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .