Discología

La música que todo el mundo debería conocer: el canon musical

El canon musical clásico –entendido como un repertorio musical legitimado en términos críticos e ideológicos en el contexto de la cultura occidental– ha condicionado nuestro conocimiento de la historia de la música a través de un círculo vicioso según el cual la musicología estudiaba preferentemente los autores y las obras consagradas, y a la vez estos autores y obras quedaban consagrados gracias a su estudio musicológico.

Ante este círculo vicioso, son muchos los representantes de la Nueva Musicología que han planteado la necesidad de indagar hasta qué punto autores como Bach, Beethoven o Schönberg –tres grandes puntales del canon occidental– ocupan una posición dominante por sus propios méritos, o también gracias a un complejo sistema de construcción del conocimiento histórico que, entre otros defectos, ha demostrado un desconocimiento o manifestado un notable desinterés por el 99% de la música restante producida en sus respectivos periodos. O que ha sido codificado partiendo de unas perspectivas históricas limitadas en cuanto a la metodología o sesgadas en cuanto a la ideología (generalmente, nacionalista).

En este artículo haremos honor a las premisas enunciadas en la Introducción a nuestra Historia de la Música indagando acerca de la historia de la construcción de los cánones musicales (como una lista de estilos, obras y autores) así como de sus premisas y motivaciones, indagando espacios dentro y fuera del ámbito ‘clásico’.

(más…)

Anuncios

Revoluciones tecnológicas del siglo XX: La cinta magnética y la edición sonora

La evolución de la música del siglo XX ha estado marcada por el desarrollo de nuevas tecnologías del sonido que han alterado profundamente nuestra forma de producir, escuchar y entender la música. El sonido grabado ha permitido el desarrollo de tradiciones aurales -como el jazz o el rock-, cuyo aprendizaje está basado principalmente en la escucha -no en la notación- y que, a diferencia de las tradiciones que denominamos “orales” -basadas en la memoria y en el contacto directo con la fuente musical-, se basan en el contacto indirecto a través de las grabaciones, trascendiendo así los ámbitos locales en los que éstas se habían desarrollado hasta entonces.

Entre todas estas tecnologías, la cinta magnética ocupa una posición histórica especial, dado que fue la primera herramienta empleada de forma sistemática para editar el sonido -cortar, pegar, mezclar, etc.-, lo cual no solo ha permitido realizar grabaciones de una perfección técnica absoluta (por ejemplo, en el ámbito de la música clásica, mediante la corrección de errores, etc.), sino que ha acabado erigiéndose en una forma autónoma de creación musical, a través de la figura del productor musical.

(más…)