opera

Música para héroes (II). Revolución y tiranía en el siglo XIX

siegfried_rackhamEn esta segunda entrega de la serie de artículos que completan y complementan la conferencia Música para héroes. De Wagner a John Williams, pronunciada en el Museo Cerralbo de Madrid el 21 de abril de 2016, trataremos la figura del héroe en el Romanticismo.

El siglo de las Revoluciones acuñó un arquetipo de héroe libertador que ocupó un puesto destacado en las artes y en la música de su tiempo. Esta figura refleja como pocas las profundas contradicciones del Romanticismo -sus aspiraciones libertarias y humanitarias por un lado, y su rigidez moral y su mesianismo, por otro-, y anticipa algunos de los vectores más atroces de la política del siglo XX.

(más…)

Berg – “Schlafend trägt man mich”

Berg - LiederCuando Arnold Schönberg decidió abandonar la tonalidad, a partir del año 1908, sus discípulos Alban Berg y Anton Webern decidieron acompañar a su maestro en su prometedora, aunque incierta, aventura. Mientras Webern se aventuró pronto con un lenguaje altamente abstracto y alejado de las referencias tonales (por ejemplo, en sus Piezas para cuarteto de cuerda op.5), Berg despegó de la tonalidad de forma más suave y apegada a las formas y el estilo romántico.

Continuando nuestra serie de artículos dedicada al lied, en esta entrada analizaremos la segunda de sus Cuatro canciones op.2, “Schlafend trägt man mich”, compuesta entre 1909 y 1910.

(más…)

Música para héroes (I). De los cantares de gesta a la ópera barroca

Pollaiolo - Hercules y la hydraEl héroe ha acompañado a la humanidad desde que ésta tiene memoria de sí misma. El relato de sus azares y sus gestas, pero también de sus devaneos y caprichos, ha excitado las mentes de gentes de todas las clases sociales mucho tiempo antes de que la escritura dejara constancia de ellos, gracias al oficio de rapsodas, bardos y juglares, en las plazas y en las cortes, penetrando en lo más profundo del folclore, de las religiones, y de las artes.

En esta serie de artículos -que completan y complementan la conferencia Música para héroes. De Wagner a John Williams, pronunciada en el Museo Cerralbo de Madrid el 21 de abril de 2016- recorreremos algunos hitos en la evolución de la figura del héroe en la cultura occidental, siguiendo su rastro musical a través de distintos géneros; teatrales, instrumentales y cinematográficos.

(más…)

Rossini – Tancredi, “Di tanti palpiti”

tancredi_horneLa canción constituye -bajo denominaciones como aria, romanza o cavatina, entre otros- un elemento central del teatro musical en casi todas sus formas.

Este nuevo artículo se suma a los dedicados a géneros como la canción trovadoresca o el lied, tomando como muestra un aria de Gioacchino Rossini -un compositor clave en la transición de la ópera del Clasicismo al Romanticismo-, tomada de su opera seria Tancredi, estrenada el 6 de febrero de 1813 en Venecia.

(más…)

Nikolai Rimsky-Korsakov y la síntesis del Impresionismo Ruso

korsakovEspina dorsal del nacionalismo musical ruso, el genio de Nikolai Rimsky-Korsakov (1844-1908) continúa hoy relativamente oculto tras el enorme perfil de algunos de sus compañeros de generación. Camarada de Balakirev, Musorgsky y Borodin, amigo de Chaikovsky y maestro entre otros de Glazunov, Stravinsky y Prokofiev, Rimsky-Korsakov constituye el nexo viviente entre dos brillantísimas edades de la música rusa.

(más…)

Mijaíl Glinka y el nacionalismo musical ruso

glinkaFigura emblemática y “padre” del nacionalismo musical ruso, Glinka supuso para este país una figura de una estatura similar a la de Beethoven para los alemanes.

Este artículo se propone recuperar la figura de este compositor -tomando como eje su producción escénica (las óperas La vida por el zar y Ruslan y Lyudmila- y restablecer la conciencia de una importancia histórica que se ha visto disminuida por lo relativamente exiguo de su producción musical y la brillante estela dejada por el nacionalismo musical de la segunda mitad del siglo XIX.

(más…)

Wagner – Preludio de Tristán e Isolda (análisis)

CD-Tristan-Bernstein299Tristán e Isolda es una ópera en tres actos con música y libreto de Richard Wagner, basado en una leyenda celta. Fue compuesta entre 1857 y 1859 y se estrenó en Múnich el 10 de junio de 1865, bajo la batuta de Hans von Bülow.

Este Preludio ocupa un lugar muy especial en nuestra serie de artículos dedicados a la obertura, al tratarse de una de las obras más influyentes de este género y con un relieve propio en la Historia de la Música, por su audaz empleo del cromatismo y la modulación.

(más…)

Parsifal. El loco puro y el amor secreto

ParsifalEn 1887, sólo cinco años después de su estreno, Nietzsche se preguntaba en La genealogía de la moral “¿qué le importaba a Wagner aquella varonil (ay, tan poco varonil) ‘candidez campesina’, aquel pobre diablo, aquel agreste muchacho llamado Parsifal?”. Desde entonces, no han sido pocas las voces que han señalado –con indisimulada malignidad– la ambigüedad sexual que envuelve este controvertido título.

Los numerosos cabos sueltos en torno a esta cuestión nos permiten plantear al lector la pregunta anterior de otro modo: ¿Pudo realmente concebir Wagner un Parsifal gay?

(más…)

Las tres muertes de Tristán

tristan-e-isoldaEl siglo de las revoluciones –industriales, políticas y científicas– fue también el siglo de los sifilíticos, los artistas dementes, los consumidores de opio y de la nostalgia por todo aquello que permitiera liberar la fantasía del yugo de la razón, del destino histórico de las naciones y de la ley de la oferta y la demanda.

Del mismo modo que aumenta el vértigo con la altura, las nuevas cotas materiales y espirituales alcanzadas por una civilización europea en su apogeo alumbraron soterradas formas de disidencia artística que encontraron su consuelo (o su refugio) a través de los paraísos artificiales, la inmersión en el lado oscuro de la mente o el retrato de los aspectos más sombríos de la realidad.

(más…)

El Arte y la Revolución. El anillo del nibelungo y sus estratos

Nibelung1Pocos han descrito mejor que Alexis de Tocqueville el trauma provocado por los movimientos revolucionarios que sacudieron Europa en 1848: “La sociedad estaba partida en dos, los que no tenían nada y permanecían unidos en la envidia y los que tenían algo y permanecían unidos en el terror” (Recuerdos de la Revolución de 1848, 1893). El año que vio nacer el Manifiesto comunista de Karl Marx fue también el de la redacción del poema La muerte de Sigfrido, germen del proyecto musical más ambicioso de la historia hasta entonces, la tetralogía El anillo del nibelungo.

(más…)