böddecker

Tres sonatas barrocas sobre La Monica

Ángel bajonista en la iglesia de San Bartolomé Cocucho, en la región de Michoacán (Méjico)El desarrollo del bajo continuo a principios del siglo XVII tuvo como efecto colateral el acceso al circuito editorial musical de una nueva clase de instrumentistas que hasta entonces habían permanecido prácticamente excluidos del mismo: nos referimos a los virtuosos de instrumentos monódicos, como el violín o el bajón/fagot.

El bajo continuo -sistema compacto de notación de un acompañamiento polifónico- no solo permitió a los virtuosos de estos instrumentos desarrollar un estilo solista liberado de las servidumbres del contrapunto, sino también acceder a los canales internacionales abiertos por la música impresa, gracias a un sistema de notación -el bajo continuo- que se ajustaba perfectamente a sus necesidades y resultaba tan eficaz desde el punto de vista notacional como lo habían sido las tablaturas para los instrumentos de tecla o cuerda pulsada.

En este tercer artículo dedicado a La Monica, analizaremos tres sonatas del Barroco temprano basadas en esta melodía, cuyos orígenes puedes conocer leyendo el primer artículo de la serie.

(más…)

Anuncios