Un concertante belcantista: el sexteto de Lucia di Lammermoor

La ópera belcantista –entendida como la ópera italiana que abarca desde Rossini hasta el primer Verdi (primera mitad del siglo XIX)– basó su enorme éxito en gran medida en la explotación de una estructura músico-dramática especialmente efectiva: la escena multiseccional, o número musical dividido generalmente en dos secciones principales, una lenta y otra rápida.

En esta entrada estudiaremos el empleo de esta fórmula en uno de los títulos emblemáticos del belcantismo italiano, Lucia di Lammermoor [1835] de Gaetano Donizetti, y nos detendremos en el concertante del Acto II que contiene el célebre «sexteto», uno de los conjuntos más icónicos de la ópera romántica.

Lucia di Lammermoor, de Walter Scott a Salvatore Cammarano

Lucia di Lammermoor está compuesta a partir de un libreto de Salvatore Cammarano –colaborador habitual de Donizetti– basado en una novela de Sir Walter Scott publicada en 1819: The bride of Lammermoor. La obra del autor escocés, uno de los más populares de la primera mitad del siglo XIX a escala internacional, había llegado ya a los teatros de ópera mediante adaptaciones de algunas de sus obras, con La donna del lago (1819) de Rossini y La dame blanche (1825) de Boïeldieu entre las más emblemáticas y exitosas e Il castello di Kenilworth (1829) como un raro antecedente en la producción donizettiana.

La historia, ambientada en la borrascosa Escocia, refiere los desgraciados amores de Lucy Ashton y Edgar Ravenswood en torno al año 1700, provocados por el rechazo de los Ashton a aceptar a Edgar, representante de un declinante y casi extinto clan enemistado históricamente con ellos, como prometido de su hija Lucy. Las maquinaciones de la madre de Lucy conducen a ésta a contraer matrimonio en contra de su voluntad con el pretendiente escogido por la familia.

Grabado de Charles Robert Leslie para The Bride of Lammermoor.

Sin embargo, durante la noche de bodas, Lucy apuñala mortalmente a su esposo y fallece un día después en medio de alucinaciones. El mismo día de su entierro, Edgar fallece engullido por unas arenas movedizas cuando se disponía a batirse en duelo con uno de los hermanos de Lucy.

El libreto de Cammarano se centra en los estadios finales de la compleja trama, de la que retiene la escena en la fuente de Lucy (cap. 20 del libro, Acto I/2 de la ópera) y la irrupción de Edgar en la boda de Lucy (cap. 32, Acto II/2 de la ópera). La célebre escena de la locura (Acto III/2) y la muerte de Edgar (Acto III/3) son desarrollos dramáticos de los hechos narrados en los dos últimos capítulos de la novela: el asesinato de la noche de bodas (cap. 34) y la desaparición de Edgar el día del duelo con el hermano de Lucy (cap. 35). Por su parte, las primeras escenas los actos I y II de la ópera resumen, respectivamente, los prolegómenos del romance entre Lucy y Edgar y el sabotaje de la relación de ambos por parte de la familia de Lucy, mientras que la escena del duelo (Acto III/1) recrea un episodio análogo que en la novela tiene lugar después de la muerte de Lucy (cap. 35).

La correspondencia entre la novela y el libreto queda resumida en la siguiente tabla:

LIBRETONOVELA
Acto I/1 Enrico Ashton es informado de los amores de Lucia y Edgardo.Referencia al inicio de la relación entre Lucy y Edgar después de que éste rescatara a Lucy del ataque de un toro (cap. 5).
Acto I/2 Encuentro de Lucia y Edgardo junto a una fuente en el que se comprometen en matrimonio.Matrimonio de Lucy y Edgar junto a la fuente (cap. 20).
Acto II/1 Enrico Ashton (hermano de Lucia) le presenta pruebas falsas de la infidelidad de Edgardo y consigue que acceda a casarse con Arturo Bucklaw.Diversos episodios dirigidos a distanciar a Lucy de Edgar y obtener su consentimiento al matrimonio con Bucklaw (cap. 28-31).
Acto II/2 Edgardo irrumpe inesperadamente en la boda de Lucia y Arturo y acusa a su prometida de infidelidad sin que ella refute estas acusaciones.Edgar llega a la boda de Lucy y Bucklaw cuando ya están firmados los contratos matrimoniales y renuncia a su compromiso con ella creyendo que Lucy ha accedido libremente a casarse, pese a que ella permanece todo el tiempo en silencio (cap. 32-33).
Acto III/1 Enrico insta a Edgardo a celebrar un duelo al día siguiente.Durante el funeral de Lucy, uno de sus hermanos acuerda con Edgar celebrar un duelo al día siguiente (cap. 35).
Acto III/2 Mientras los invitados celebran la boda, Lucia sale con el camisón ensangrentado después de haber apuñalado a Arturo. Fallece ante los horrorizados invitados en medio de alucinaciones y desvaríos.Lucy apuñala a Bucklaw durante la noche de bodas y muere al día siguiente (cap. 34).
Acto III/3 Edgardo espera a Enrico en el lugar convenido para el duelo. Los lugareños le comunican el triste final de Lucia y Edgardo se quita la vida.Cuando Edgar se dirige al duelo con el hermano de Lucy, él y su caballo son engullidos por unas arenas movedizas (cap. 35).

Aparte de la inevitable simplificación de la trama original –en la que las relaciones entre Edgar, Bucklaw y los Ashton atraviesan estadios muy diversos, algunos de ellos incluso amistosos o conciliadores– la adaptación dramática más relevante efectuada por Cammarano tiene que ver con la unificación de diferentes personajes de la familia Ashton –el padre, la madre, su hermano– en el personaje de Enrico, hermano de Lucia. Con esta decisión, el libretista adapta la compleja trama a las convenienze –conveniencias o convenciones– del melodrama romántico italiano, que exigen la concentración de la sustancia dramática en tres –o, a lo sumo, cuatro– personajes protagonistas, generalmente la pareja de amantes –la soprano y el tenor– y el villano –generalmente, un barítono–.

La obra se estrenó con notable éxito en el Teatro di San Carlo de Nápoles en otoño de 1835, se difundió rápidamente por los principales teatros italianos y alcanzó su consagración internacional cuatro años después cuando fue producida en París de forma simultánea en italiano en el Théâtre des Italiens y en traducción francesa –como Lucie de Lammermoor– en el Théâtre de la Renaissance. Desde entonces se mantuvo durante todo el siglo y hasta nuestros días como un título favorito de público.

Sobre la popularidad de Donizetti baste decir que, según estimaciones de William Ashbrook, durante la década de 1838-48, de las aproximadamente 800 producciones de ópera exhibidas en Italia cada año (en algo más de 100 teatros), las óperas de Donizetti coparon entre un cuarto y un tercio del total, con L’elisir d’amore como la más popular entre todas ellas (Ashbrook, «The early careers of Lucia di Lammemoor and Belisario», Cambridge Opera Journal, 1990).

La forma multiseccional en Lucia di Lammermoor

La forma multiseccional de la ópera romántica italiana ha sido estudiada con notable detalle por Harold S. Powers en el artículo «La solita forma and the uses of convention» (Acta Musicologica, Vol. 59, 1987). En este artículo rescata y discute algunos términos dispersos a lo largo de la literatura musical italiana decimonónica para establecer el esquema formal subyacente a los principales números musicales de la ópera belcantista.

Esta estructura es utilizada, con diversas variantes, en arias, conjuntos (duetos, tercetos, cuartetos, etc.) y concertantes (conjunto más coro) y consta de dos secciones principales –una de carácter lírico y otra de carácter más movido, a menudo con características de bravura– precedidas de episodios musicales (recitativos o escenas) que sirven para establecer la situación dramática.

En el aria (gran pieza solista, aunque a menudo acompañada con intervenciones del coro o de personajes auxiliares o perticchini) esta forma comienza con un recitativo o escena que antecede a la sección lírica. Esta sección lírica –que Powers denomina Adagio de acuerdo con las fuentes estudiadas– es denominada también cavatina, aunque en nuestros días solemos referirnos a ella a menudo simplemente como aria. La segunda sección del aria incluye una nueva escena –denominada tempo di mezzo en las fuentes italianas– cuya función es proporcionar un giro dramático que justifique el cambio de carácter que imprime la sección rápida del aria o cabaletta. La repetición de la cabaletta es imperativa –aunque no siempre se respeta– para permitir al cantante exhibir su virtuosismo mediante la incorporación de agilidades y agudos.

Lucia di Lammermoor incluye cinco arias de este tipo: dos para Lucia («Regnava nel silenzio» del Acto I y «Ardon gl’incensi» o Escena de la locura del Acto III; una para Enrico Ashton («Cruda funesta smania» del Acto I); una para Edgardo («Fra poco a me ricovero» del Acto III) y una quinta para Raimondo –capellán de los Ashton, interpretado por un bajo– («Cedi, ah cedi» del Acto II).

SecciónAriaGran duetoGran finale
EscenaRecitativo o scenaScenaScena
[Sección agonística]Tempo d’attaccoTempo d’attacco
SECCIÓN LÍRICAAdagio/CavatinaAdagioPezzo concertato
Acción intermediaTempo di mezzoTempo di mezzoTempo di mezzo
SECCIÓN RÁPIDACabalettaCabalettaStretta
Adaptado de Harold S. Powers, «La solita forma and the uses of convention».

El gran dueto incorpora al esquema anteriormente descrito una sección adicional que desembocaba en el Adagio y que los comentaristas italianos de la época denominaron tempo d’attacco. Esta sección, que exhibía en la ópera seria rossiniana un carácter característicamente agonístico –combate dialéctico entre dos contendientes, traducido en términos líricos a una exhibición de medios vocales en alternancia de ambos solistas–, es a menudo sustitutiva de la Escena. Los duetos de Lucia di Lammermoor que, como el que enfrenta a Lucia con su hermano o a éste con Edgardo, comparten esta cualidad «agonística», incluyen, por tanto, una sección en tempo d’attacco perfectamente diferenciable, mientras que en el dúo de amor –el de Lucia y Edgardo– está totalmente ausente debido a sus cualidades eminentemente líricas. El dueto de Edgar y Enrico, por razones dramáticas contrarias, omite la sección lírica central.

Lucia di Lammermoor incluye, por tanto, tres grandes duetos que se distribuyen homogéneamente entre los protagonistas del siguiente modo: un primer dueto para Lucia y Edgardo («Sulla tomba che rinserra») en el Acto I; un segundo dueto para Lucia y Enrico («Il pallor funesto, orrendo») en el Acto II y un último dueto para Edgardo y Enrico («Ashton! Si») en el Acto III.

Por su parte, los concertantes (grandes escenas con participación de solistas y coro, situados generalmente al final de un acto intermedio, reproducen las estructura del gran dueto pero emplean una terminología diferenciada, denominado pezzo concertato a la sección lenta y stretta a la sección rápida conclusiva. Lucia di Lammermoor incluye un concertante de estas características al final del Acto II («Chi raffrena il mio furore») que incluye como pezzo concertato el célebre «sexteto de Lucia».

Estructura global de Lucia di Lammermoor

El primer acto de la ópera aparece en la partitura original como «acto único» de la «primera parte» del drama. Se trata de una sutil diferenciación –podría figurar directamente como «primer acto» sin más– que permite inferir una licencia del libretista conforme a la regla de las tres unidades –unidad de acción, unidad de espacio y unidad de tiempo– que aún persistía (más en la teoría que en la práctica) en la dramaturgia italiana de la época. De este modo, el libretista estaría indicando que los hechos narrados en este acto tienen lugar con anterioridad (semanas, meses…) al resto de ellos, que transcurren efectivamente durante la trágica jornada en la que se celebra la boda de Lucia. Esta diferenciación parece asimismo un vestigio de la novela original de Scott pues en ella, efectivamente, los hechos acaecidos durante este acto tienen lugar en capítulos muy anteriores a los correspondientes a los restantes actos de la ópera.

Este «acto único» recibe asimismo un título –La partenza (la partida)– que hace referencia al dueto final en el que Edgardo se despide de Lucia antes de partir de viaje, separación que utilizará Enrico para engañar a su hermana Lucia y organizar su boda.

Índice de la partitura vocal Milan: G. Ricordi (ca.1890).

El Acto I está dividido en dos cuadros, el primero protagonizado por Enrico y sus adláteres Normanno y Raimondo y estructurado musicalmente como un coro introductorio y un aria multiseccional. En esta aria, Enrico recibe noticias de los amores de Lucia y Edgardo y manifiesta su intención de doblegar la voluntad de su hermana y de destruir a su enemigo.

El segundo cuadro está protagonizado por la pareja protagonista y se estructura en dos números multiseccionales: el aria de Lucia y su gran dueto de amor con Edgardo. En el aria, Lucia confía sus temores y su amor por Edgardo a su aya (Alisa, que actúa como pertichino), mientras en el dueto los amantes se prometen en matrimonio y se despiden celebrando su amor.

  • Preludio
  • Cuadro I.
    • Coro de introducción («Percorrete le spiagge vicine»).
    • Escena y cavatina de Enrico (multiseccional):
      • Escena («Tu sei turbato!») y cavatina («Cruda, funesta smania»).
      • Tempo di mezzo («Il tuo dubbio è ormai certezza») y cabaletta («La pietade in suo favore»).
  • Cuadro II.
    • Escena y cavatina de Lucia (multiseccional):
      • Escena («Ancor non giunse!») y cavatina («Regnava nel silenzio»).
      • Tempo di mezzo («Chiari, oh ciel!») y cabaletta («Quando rapito in estasi»).
    • Dueto-Finale I de Edgardo y Lucia (multiseccional).
      • Escena («Lucia, perdona se ad ora inusitata») y Adagio («Sulla terra che rinserra»).
      • Tempo di mezzo («Qui, di sposa eterna fede») y cabaletta («Verranno a te sull’aure»). La cabaletta será citada a modo de leitmotiv en la Escena que abre el aria del Acto III de Lucia.

El segundo acto de la ópera aparece en la partitura original como «primer acto» de la «Segunda parte» y lleva el subtítulo de «El contrato nupcial». Está dividido también en dos cuadros, el primero de los cuales tiene como núcleo el gran dueto de Enrico y Lucia en el que éste somete a su hermana presentándole un falso testimonio de la infidelidad de Edgardo. El dueto se complementa con el aria de Raimondo (suprimida en algunas producciones) en el que este clérigo intercede ante Lucia para que transija con el matrimonio planificado para ella por su hermano.

El segundo cuadro está compuesto por un coro introductorio de carácter festivo que ilustra el ambiente que rodea la inminente boda y en el que Arturo inserta una brevísima e insustancial cavatina. A continuación, tiene lugar el concertante en el que Edgardo irrumpe en la boda y que será analizado en detalle más abajo.

  • Cuadro I.
    • Escena y dueto de Enrico y Lucia (multiseccional).
      • Escena («Appressati Lucia») y tempo d’attacco («Il pallor funesto orrendo»).
      • Adagio («Soffriva nel pianto»).
      • Tempo di mezzo («Che fia?») y cabaletta («Se tradirmi tu potrai»).
    • Escena y cavatina de Raimondo (multiseccional).
      • Escena («Di tua speranza») y cavatina («A! Cedi, cedi»).
      • Tempo di mezzo («Ah! Ah! Taci») y cabaletta («Al ben de’ tuoi qual vittima»).
  • Cuadro II.
    • Coro y cavatina de Arturo.
      • Coro («Per te d’immenso giubilo»).
      • Cavatina («Per poco fra le tenebre»).
      • Repetición del coro («Per te d’inmmenso giubilo»).
    • Escena y Finale II (multiseccional).
      • Escena («Dov’è Lucia?»).
      • Pezzo concertante («Chi mi frena in tal momento?»).
      • Tempo di mezzo («T’allontana sciagurato»).
      • Stretta («Maledetto sia l’istante»).
Índice de la partitura vocal Milan: G. Ricordi (ca.1890).

El Acto III (indicado en el libreto original como Acto II de la «Segunda parte») consta de tres cuadros. El primero consiste en un dueto entre Enrico y Edgardo: el hermano de Lucia se ha ausentado momentáneamente de la boda para citar a su enemigo para un duelo a la mañana siguiente. La escena está precedida por un breve preludio sinfónico titulado «huracán» (Uragano) que ilustra el fragor de la tormenta circundante. El segundo cuadro consiste en la célebre «Escena de la locura» de Lucia, un aria multiseccional de excepcional duración (unos 18 minutos) con una scena inicial especialmente desarrollada que cita además a modo de reminiscencia el tema de la cabaletta del duo de amor del acto I. Esta aria está precedida de un coro festivo entonado por los invitados a la boda que es interrumpido por Raimondo, quien da noticias del estado de Lucia y del recién cometido crimen en un breve racconto (narración). El tercer cuadro ofrece una elegiaca aria a Edgardo, que acaba con su suicidio.

  • Cuadro I.
    • Dueto de Edgar y Enrico (multiseccional).
      • Huracán, Escena («Orrida e questa notte») y tempo d’attacco («Qui del padre ancor respira»).
      • Escena («Da me che brami?») y Cabaletta («Ah, sole più rapido»).
  • Cuadro II.
    • Coro («D’immenso giubilo»)
    • Escena con coros («Cessi, ah! cessi quel contento») y racconto de Raimondo («Dalle stanze ove Lucia»).
    • Escena y cavatina de Lucia, «Escena de la locura» (multiseccional).
      • Escena («Il dolce suono mi colpì di sua voce») y cavatina («Ardon gl’incensi»).
      • Tempo di mezzo («S’avanza Enrico!») y cabaletta («Spargi d’amaro pianto»).
    • Escena («Si tragga altrove»).
  • Cuadro III.
    • Escena y cavatina de Edgardo (multiseccional).
      • Recitativo («Tombre degli avi miei») y cavatina («Fra poco a me ricovero»).
      • Tempo di mezzo («Oh meschina, oh fatto orrendo») y cabaletta («Tu che a Dio spiegasti l’ali»).
Índice de la partitura vocal Milan: G. Ricordi (ca.1890).

Análisis del concertante del Acto II

El Cuadro II del Acto II transcurre en un salón del castillo de los Ashton. Un coro festivo en Sol mayor abre la escena.

Coro «Per te d’immenso giubilo»


Sin solución de continuidad, Arturo entona su cavatina (00:00), una simple ottava octosilábica en Re mayor que enlaza con la repetición del coro (00:46) que termina con una coda (01:30) a la se suma Arturo.

Arturo
Per poco fra le tenebre
Sparì la vostra stella;
Io la farò risorgere
Più fulgida e più bella.
La man mi porgi Enrico...
Ti stringi a questo cor.
A te ne vengo amico,
Fratello e difensor.
Arturo
Hace poco, entre las tinieblas,
se apagó vuestra estrella;
yo la haré resurgir
más brillante y más bella.
Dame la mano, Enrique,
estréchame contra tu corazón.
Vengo hasta ti como amigo,
hermano y defensor.
Ej. 1. Inicio de la cavatina de Arturo en la partitura vocal Milan: G. Ricordi (ca.1890).

Cavatina de Arturo «Per poco fra le tenebre» y repetición del coro.


El Finale II se inicia con una escena en estilo conversacional en La mayor (00:16) protagonizada por una melodía elegantemente entrecortada en La mayor en los violines. En este tipo de secciones, planificadas para facilitar un diálogo flexible y fluido entre los personajes, la orquesta lleva la voz cantante (aunque con un material musical ligero y sin pretensiones) mientras las partes vocales, carentes de autonomía, se adhieren a ella de forma más o menos literal. Durante este pasaje, Enrico trata de transmitir una sensación de normalidad al futuro esposo, advirtiéndole del extraño estado de humor que presumiblemente percibirá en Lucia.

Ej. 2. Inicio del pasaje en estilo conversacional en la partitura vocal Milan: G. Ricordi (ca.1890).

La entrada de Lucia da pie a un nuevo pasaje en estilo conversacional en Do menor (01:42). La nueva melodía, más expansiva y caracterizada por líneas descendentes en alternancia entre violonchelos en registro tenor y violines (+ oboe) establece una nueva atmósfera. Durante este pasaje Enrico presiona a Lucia para que cumpla con lo acordado y firme el contrato de matrimonio. Al poco de firmarlo, la irrupción de Edgardo es acompañada con una tempestuosa transición (03:22) que prepara tonalidad del pezzo concertante que tendrá lugar a continuación.

Ej. 3. Inicio del pasaje en estilo conversacional en la partitura vocal Milan: G. Ricordi (ca.1890).

Finale II. Scena «Dov’è Lucia?»


El célebre «sexteto» –aunque en la partitura figura como cuarteto, seguramente por considerar accesorias las partes de Arturo y Alisa, la aya de Lucía– arranca con una ottava octosilábica en las voces de Edgardo y Enrico (00:12), con el primero llevando la melodía principal (A).

Edgardo
Chi mi frena in tal momento?...
Chi troncò dell'ire il corso?
Il suo duolo, il suo spavento
Son la prova d'un rimorso!...
Ma, qual rosa inaridita,
Ella sta fra morte e vita!...
Io son vinto... son commosso...
T'amo, ingrata, t'amo ancor! 
Edgardo
¿Quién me frena en tal momento?
¿Quién truncó el curso de mi ira?
¡Su dolor, su espanto
demuestran su remordimiento!
¡Pero, como rosa marchita,
está entre la muerte y la vida! 
Estoy vencido... estoy conmovido...
te amo, ingrata, ¡aún te amo!
Enrico
Chi trattiene il mio furore,
E la man che al brando corse?
Della misera in favore
Nel mio petto un grido sorse!
È il mio sangue! io l'ho tradita!
Ella sta fra morte e vita!...
Ah! che spegnere non posso
Un rimorso nel mio cor!
Enrico
¿Quién retiene mi furor
y mi mano al encuentro de la espada?
¡En favor de esta pobre
siento un grito en mi pecho!
¡Es mi sangre! ¡La he traicionado! 
¡Está entre la vida y la muerte!.. 
¡Ah, no puedo borrar 
los remordimientos del corazón!
Ej. 4. Inicio del sexteto en la partitura orquestal con la melodía A en la voz de Edgardo (Milan: G. Ricordi, reed. Dover 1992).

A continuación, Lucia y Raimondo remplazan a Edgardo y Enrico, respectivamente, en una nueva versión de la sección anterior (A’) en la que entonan sus propias ottave (01:06) mientras Edgardo y Enrico intercalan breves interjecciones procedentes de las que han cantado anteriormente.

Lucia
Io sperai che a me la vita
Tronca avesse il mio spavento...
Ma la morte non m'aita...
Vivo ancor per mio tormento!
Da' miei lumi cadde il velo...
Mi tradì la terra e il cielo!...
Vorrei pianger, ma non posso...
Ah, mi manca il pianto ancor!  
Lucia
Esperaba que mi vida
se quebrase por el terror,
pero la muerte no me auxilia,
y vivo aún con mi tormento. 
Cae el velo de mi vista, 
me han traicionado tierra y cielo.
Querría llorar y no puedo,
hasta el llanto me abandona!
Raimondo
Qual terribile momento!...
Più formar non so parole!...
Densa nube di spavento
Par che copra i rai del sole! 
Come rosa inaridita
Ella sta fra morte e vita!...
Chi per lei non è commosso
Ha di tigre in petto il cor. 
Raimondo
¡Qué terrible momento!
¡No puedo ni hablar!
¡Una densa nube de temor,
parece cubrir los rayos de sol!
Como una rosa marchita,
está entre la muerte y la vida;
quien no se compadece de ella
tiene el corazón de un tigre.

Tras esta repetición entra el coro más Arturo y Alisa. Todos ellos más Enrico repiten los cuatro versos finales de la ottava de Raimondo acompañados de una nueva y expansiva melodía (B) en los violines (01:58). Esta melodía es doblada en las secciones graves por Enrico y Raimondo y en las agudas por Lucia y Edgardo.

Alisa y coro
Come rosa inaridita
Ella sta fra morte e vita!...
Chi per lei non è commosso
Ha di tigre in petto il cor.
Alisa y coro
Como una rosa marchita
está entre la muerte y la vida;
quien no se compadece de ella
tiene el corazón de un tigre.
Ej. 5. Melodía B del sexteto en la partitura vocal Milan: G. Ricordi (ca.1890).

Esta nueva estrofa es repetida (02:30), resultando así una estructura musical A A’ B B’ con una breve coda (03:03) que incluye una breve cadenza para Edgardo y Enrico (03:20) y culmina con un Re bemol sobreagudo no escrito en la parte de Lucia.

Pezzo concertante (sexteto) «Chi mi frena in tal momento?»

Caricatura del sexteto de Lucia di Lammermoor .

El tempo di mezzo arranca con un brusco y desacomplejado cambio de tonalidad (La mayor) que supone el retorno a la atmósfera mundana de la celebración nupcial. Arturo y Enrico recriminan a Edgardo su aparición y reclaman su muerte (00:00) pero Raimondo exige que depongan todos sus violentas actitudes (00:22). Su alusión a las sagradas escrituras está subrayada con el ultraterreno sonido de trompas y trombones y unas oscuras modulaciones (00:52).

Ej. 6. Arranque del Tempo di mezzo en la partitura vocal Milan: G. Ricordi (ca.1890).

La intervención de Raimondo conduce al retorno al pasaje en estilo conversacional en La mayor del ejemplo 2 (01:16) en el que Enrico y Edgardo discuten en términos más civilizados. Cuando Edgardo ve la firma de Lucia en el contrato matrimonial y pregunta a ésta por ello, se inicia un nuevo segmento modulante (01:48). Las preguntas de Edgardo a Lucia por la autenticidad de la firma (02:00) se acompañan de enfáticos acordes en estilo recitativo.

Tempo di mezzo «T’allontana, sciagurato»


En un ardoroso cantabile en La menor, Edgardo recrimina a Lucia su traición provocando la contrarréplica de Enrico y Arturo y el coro en una ruidosa y brillante stretta (00:54) en Re mayor a la que se suman todos los personajes. Lucia y Edgardo introducen una melodía propia (01:13). El concertante –y con él el Acto II– culmina habitualmente con un Re sobreagudo no escrito en las voces de Lucia y Edgardo (03:02).

Edgardo
Maledetto sia l'istante
Che di te mi rese amante...
Stirpe iniqua... abbominata
Io dovea da te fuggir!...
Abbominata, maledetta,
Io dovea da te fuggir!
Edgardo
Maldito sea el instante
en que te entregué mi amor.
Estirpe inicua..., abominable,
¡debí haber huido de ti!
Abominable, maldita,
¡debí haber huido de ti!
Ej. 7. Arranque del cantabile de Edgardo que da paso a la stretta final en la partitura vocal Milan: G. Ricordi (ca.1890).

Stretta «Maledetto sia l’istante»


Vídeos recomendados

Gaetano Donizetti – Lucia di Lammermoor [1835]. Producción de la Metropolitan Opera House de Nueva York, con Anna Netrebko, Piotr Beczala y Mariusz Kwiecien en los principales roles.

Gaetano Donizetti – Lucia di Lammermoor [1835]. Producción de el Teatro Real de Madrid, con Lisette Oropesa, Javier Camarena y Artur Rucinski en los principales roles.

Me gustaría conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.